Seguidores en networkedblogs

martes, 24 de abril de 2012

LIBERENLO

LIBEREN A MAZUCO

DÁMASO JIMÉNEZ | EL UNIVERSAL
martes 24 de abril de 2012 12:37 PM
A confesión de partes relevo de pruebas.

Hay perplejidad nacional luego de las declaraciones del exmagistrado Eladio Aponte Aponte, donde reconoció públicamente que el caso del diputado José Sánchez, "Mazuco", fue manipulado a capricho del presidente Chávez y de un puñado de militares de dudosa reputación, que utilizaron la condición del para entonces presidente del Circuito Penal del Zulia, para sembrarle pruebas falsas al excomisario y actual diputado anulado en sus funciones, imputarlo sin argumentos y privarlo cruelmente de su libertad a capricho de unas mafias que violan a mansalva y mantienen en ascuas los derechos humanos de todo un país.

Es lamentable y decepcionante la manera como la verdad explotó en la cara de todos. Cerciorarse como las autoridades del régimen han utilizado la justicia para amedrentar políticamente a sus contendores y todo aquel que se atreva a no acatar sus designios y pretenda confrontar sus atrocidades y abusos.

Las declaraciones fueron enfáticas en sus detalles como para que nos creamos el manipulado y viejo cuento de la conspiración del imperio.

Aponte Aponte manifestó preocupación por su integridad y pidió justicia y consideración para su persona, pero nunca mostró su arrepentimiento ni pidió disculpas por el daño causado a la madre, esposa e hijo de Mazuco u otras innumerables familias, como los Pedreáñez de Santa Bárbara del Zulia, cuyo hijo quemado en Fuerte Mara junto a otros 7 soldados el 30 de marzo del 2004, fungía como testigo clave de una situación irregular ocurrida en Fuerte Mara. Murió extrañamente cuando comenzaba a recuperarse el 4 de mayo del mismo año. Los expedientes desaparecieron, Aponte fue el fiscal militar del caso. A la semana explotó el escándalo de los "Paracachitos" en la finca Daktari.

En el caso de Mazuco todo estuvo viciado desde un principio, pero la maquinaria hegemónica de medios del gobierno se encargó de culpabilizarlo como presunto asesino de Claudio Macías, un asistente del general Clíver Alcalá Cordones, comandante de la Once Brigada de Infantería en el Zulia para el momento de los acontecimientos.

Macías tenía un expediente policial abierto por intento de homicidio contra Mervin Enrique Lozano Dávila; por extorsión e intento de homicidio a Alexander Morán; por droga, según expediente C-433003 del Cicpc, de fecha 2 de febrero de 1987. El oficio 3597 reza que también sirvió de intermediario en el robo de un vehículo. Tampoco estuvo clara su condición de funcionario de la DIM. Su carnet portaba el número ADH-S175-2005mc, con categoría de inspector, pero el documento se diferencia de los elaborados por la dependencia castrense. A Macías se le había vinculado con mafias policiales y militares zulianas. Las noticias del momento no daban cuenta de las investigaciones de la DEA sobre la existencia de un grupo de militares involucrados con presuntas mafias del narcotráfico.

Sólo se escuchó la intuición y la corazonada del fiscal general de la República, Isaías Rodríguez, anunciando que ya estaban en su poder las pruebas que apuntaban a "Mazuco" como culpable, entre ellas un barrido que se hizo sobre un lugar donde presuntamente se comenzaron a cometer los hechos. Nunca se presentó nada. No hubo arma ni autores materiales, se dijo que había testimonios, videos, fotografías y llamadas telefónicas, pero nada de eso ha sido apuntalado en las pocas presentaciones que ha podido tener el preso de Chávez.

La verdad que nada de lo que dijo Aponte Aponte fue nuevo ni agarró a nadie por sorpresa de las cosas que pasan en Venezuela. La manipulación de la justicia por parte del régimen es evidente, la forma como desaparecen pruebas es parte de la cotidianidad en la administración de justicia, la siembra de pruebas por magnicidio o traición a la patria, u homicidio calificado o narcotráfico es algo que le puede pasar a usted, a mí, a nuestros hijos o vecinos en cualquier instante.

Dejar libre a un preso común por ponerse una capucha e injuriar contra un ciudadano venezolano a capricho del gran líder revolucionario, es algo que no tiene precio en este circo de la maldad.

Debemos unirnos como país y exigir decencia para que de una vez por todas los pequeños magistrados acaten los designios del pueblo a quienes se deben. Libertad para Mazuco y salgamos todos a la calle este 7 de octubre, para reencontrarnos con la justicia, nos lo merecemos como país. Hagamos que esto cambie.

@damasojimenez


·

    • Robert Alonso
      Ahí lo tienen. Cabe preguntarse: ¿Saldrá alguien a protestar o a reclamar JUSTICIA ELECTORAL cuando el 7 de octubre nos den medio palo electrónico en CONCHUPANCIA con HCR y la MUD? Si luego del "Concierto Aponte", no ha sucedido NADA BUEN...O en Venezuela, ¿qué esperanza tenemos de que nuestros votos sean respetados? Un nuevo gobierno en Venezuela, se supone, terminaría de destapar esta olla más-que-podrida del narco-régimen controlado por los narco-terroristas cubanos. Posiblemente caigan unas cuantas cabezas, comenzando - tal vez, pero no con seguridad - la del General Acosta Carlés, "El General Eructo", enemigo dentro del "Cartel de los Soles" del ahora-general Cliver Alcalá Cordones. Harán como en el "Caso Ochoa", tal vez (http://tribunaderobertmanifiesto.blogspot.com/) y todo se quedará IGUALITO. Solamente a través de LA SUBLEVACIÓN CÍVICA, ACTIVA, GENERALIZADA Y SOSTENIDA, podremos tener una opción de recuperar a Venezuela: http://www.mrr.name/Guarimba.htm Lo demás es "pura cascarita de piña", como dicen los cuabanos.Ver más

      tribunaderobertmanifiesto.blogspot.com